Aterriza el huracán Delta a México pero sin dinero del FONDEN

Ciudadanos de 7 municipios de Quintana Roo ordenaron quedarse en casa después de las 5:00 p.m.

El huracán Delta llegó finalmente a México, específicamente en la región de la península de Yucatán. Las autoridades locales han emitido una alerta roja para siete municipios debido a la amenaza inminente de lo que el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos ha llamado una “marejada ciclónica extremadamente peligrosa y condiciones de huracán”. ”

A los ciudadanos de Tulum, Solidaridad, Cozumel, Puerto Morelos, Benito Juárez, Isla Mujeres y Lázaro Cárdenas se les ordenó permanecer adentro a partir de las 5 pm y se ha suspendido todo el trabajo excepto los supermercados que cerrarán a las 5, según declaraciones del Gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

En Quintana Roo también está vigente una ley seca que prohíbe la venta de alcohol hasta nuevo aviso. Se les pide a los residentes que tengan suficiente comida y agua para tres días; también resaltó que los ciudadanos deben esperar un corte de energía.

La Comisión Federal de Electricidad ha reunido un equipo de respuesta de Delta que consta de 650 trabajadores eléctricos, 113 grúas, 181 vehículos, un helicóptero y 28 generadores de emergencia para abordar la posible destrucción de Delta en Quintana Roo y Yucatán.

El presidente López Obrador envió un equipo de socorro en casos de desastre y 5.000 soldados a las áreas que se espera que sufran el mayor impacto de la tormenta. Los turistas y las personas en áreas de alto riesgo están siendo evacuados a refugios. Algunos huéspedes del hotel en Quintana Roo están siendo trasladados en autobús a refugios gubernamentales ubicados tierra adentro.

Estas son imágenes del Huracán acercándose lentamente a las costas de Yucatán y Quintana Roo:

Los aeropuertos de Cancún y Cozumel cerrarán desde ayer a las 5 de la tarde, mientras que los aeropuertos de Chetumal y Mérida permanecerán abiertos.

“Se espera que sea un huracán peligroso tan pronto como llegue a la costa de la península. Su fuerza como huracán no se ha visto en los últimos 15 años ”, dijo Gabriel López Espinoza, director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Quintana Roo.

En 2005, el huracán Wilma azotó la península como un huracán de categoría 4, matando a ocho personas y causando daños por 4.800 millones de dólares. Alrededor del 98% de los hoteles de Quintana Roo resultaron dañados o destruidos, incluidos 110 hoteles en Cancún.

Se espera que muchos rayos, una marejada ciclónica de dos metros y hasta 254 milímetros de lluvia acompañen a los vientos de 230 kilómetros por hora en el norte de Quintana Roo y el este de Yucatán.

Momento en el que la comisión de presupuesto y cuenta pública de la Cámara Baja aprueba la eliminación de los fideicomisos.

Sin embargo la crisis puede agravarse por la falta de estructuras financieras que solventen los daños económicos y materiales que producirá Delta. Apenas ayer la Cámara de Diputados aprobó un dictamen en el que se eliminan de forma definitiva 109 fideicomisos, entre ellos, el Fondo de Desastres Naturales (FONDEN).

Según declaraciones de la comisión de Protección Civil y Prevención de Desastres en mayo, la desaparición de este fideicomiso significaría dejar sin protección a la población de escasos recursos que generalmente son los que más sufren las consecuencias devastadoras de los fenómenos naturales.

Delta es la vigésimo quinta tormenta nombrada de la temporada de huracanes del Atlántico, que este año podría superar a 2005 como la temporada de huracanes más concurrida registrada en el Atlántico. La temporada de huracanes finaliza oficialmente el 30 de noviembre.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

AMLO finiquita acuerdo para inyectar 297 mil millones de pesos en infraestructura

“Las bancarrotas serán inevitables”: Agustín Carstens