CDMX sin pulmones.

La indiscriminada tala de árboles.

El pasado fin de semana un escándalo más se sumó a la poca sensibilidad del gobierno de Mancera en cuanto a la necesidad de árboles en la Ciudad de México, se derribaron árboles de la Reserva Forestal de el Ocotal, en la Delegación Cuajimalpa, lo que detonó la indignación de los vecinos, deportistas y activistas, que se reunieron en el bosque para detener la tala ilegal.

Al movimiento se subieron Adrián Ruvalcaba diputado federal, ex jefe delegacional y Miguel Ángel Salazar, el delegado en turno, que pusieron su cara de “yo no fui” al externar su profunda y honesta frustración porque “nadie les había dicho nada” (o más bien nadie les pasó su corta). Al final, la tala se detuvo… por unos días, hasta que a todo el mundo se le olvide y regresen a sus actividades para terminar de construir el tren elevado de CDMX a Toluca.

Todas las obras de la Ciudad de México le han costado arriba de 50,000 árboles en los últimos 15 años, según reporta sinembargo.mx, el segundo piso, el segundo piso completo, los carriles para el Metrobús, las plazas, las nuevas líneas de metro…. todo ha contribuido a que cada vez hayan menos árboles en nuestra ciudad. Esto, sumado a la calidad de las gasolinas que nos venden, la mala cultura sustentable y la paupérrima actitud de la ciudadanía cuando se trata de imponer sus comodidades a sus necesidades, dan como resultado que estemos viviendo índices de contaminación nunca antes vistos, y sobre todo, estamos generando un desequilibrio cada vez peor con la naturaleza.

Pero, como debe ser en este país, si mañana salgo y corto el árbol de la entrada de mi casa, puedo llegar a pasar hasta 5 años en la cárcel, ¿y cuándo vamos a cobrarle a los gobernantes esos 250,000 años de cárcel que se han ganado?.

Hace unos años salió a las redes una frase super hippiteca e idealista que resume lo que está pasando actualmente: “Cuando hayamos cortado el último árbol, contaminado el último río y pescado el último pez, nos daremos cuenta de que el dinero no se puede comer”, lo que es increíble es que la ciudadanía parece que ya se hizo consciente sobre estos temas, peeeero, nuestros gobernantes no, al final, a ellos estas cosas no les importan, sólo les importa de dónde saldrá el próximo bono.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

La Dinastía Duarte.

Autor:

El Presidente Meme.