Aunque las recomendaciones de la OMS dictan la distancia social y prohibición de eventos masivos, AMLO realizó giras en el estado de Guerrero del 13 al 15 de marzo. Esta foto es la provincia de Marquelia.

COVID-19 y la poca preparación en México

Desde el presidente usando estampitas con santos para dar a entender a la población que una entidad mística nos va a “cuidar” de una pandemia global y el sistema de salud mexicano en crisis desde hace años, muchos mexicanos van a sufrir.

El coronavirus se está convirtiendo en la crisis sanitaria más grande en lo que va del nuevo milenio ya que según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el virus ha infectado a más de 350.000 personas en todo el mundo; Italia ha sido el país con más bajas, contabilizando una cifra que supera los 6.000 muertos.

Datos desgarradores que provocarían en la mente de cualquier líder nacional un cambio radical sobre como enfrentarse a una pandemia tan contagiosa. El presidente de El Salvador, Nayib Abukele, anunció desde la semana pasada el cierre total de su tráfico aéreo para evitar la propagación de la enfermedad en el pequeño país centroamericano.

Sin embargo como ustedes sabrán, en México las cosas siempre son diferentes. Cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre su constante exposición al coronavirus en sus mitines y conferencias en todo el país, respondió que no le preocupa porque tiene “escudos protectores”.

Los amuletos que hace referencia AMLO son unas estampas religiosas con frases representativas de la religión católica. El que enseñó en su mañanera fue una imagen del Sagrado Corazón junto a la leyenda: “tened en vuestros corazones los mismos sentimientos que tuvo Jesucristo en el suyo”.

Las estampas del Sagrado Corazón que cuidan a AMLO.

La respuesta de un jefe de estado ante una inevitable crisis sanitaria es una frase católica que reparten en las iglesias. Nadie puede quejarse de esta respuesta porque fue lo que se nos vino diciendo siempre en la campaña presidencial: López Obrador gobierna a base de ocurrencias.

Aun cuando la Secretaría de Salud publicó el sábado la nueva campaña del gobierno para combatir el COVID-19 titulada “Susana Distancia”, una caricatura que engloba todos los hábitos y acciones que la gente debe de tomar en caso de una pandemia, el presidente sigue abrazando, saludando de mano y tomándose selfies con sus seguidores.

Aunque López Obrador ya sea una persona de 66 años, y teniendo en cuenta que el virus es especialmente mortal para personas de la tercera edad, él sigue dando el mal ejemplo a la población de seguir socializando sin ningún problema.

El 15 de marzo fue muy criticado por besar a una niña durante una visita el municipio de Xochistlahuaca, no solo porque la imagen se veía grotesca sino porque existió una probabilidad muy alta de que se pudiera haber contagiado.

Gracias a esta foto, el hashtag #AMLOpedofilo fue tendencia en Twitter.

Días después hasta se burló de los que lo criticaron con el hashtag #AMLOpedofilo, subiendo un video a su cuenta oficial de twitter a lado de una niña, con un mensaje desafiante: “Me la quería comer a besos, pero no puedo por la sana distancia. Es un primor”.


Estas actitudes del presidente son muy peligrosas, porque aunque los medios de comunicación y otras figuras públicas esten alertando constantemente sobre el coronavirus, si la ciudadanía ve a un presidente que no le importa mucho, a ellos tampoco.

Durante todo el fin de semana las playas de la ciudad turística de Acapulco estuvieron llenas, como si toda esta crisis pudiese pasarse como unas simples “vacaciones”. Unas fotografías tomadas por el diario inglés Daily Mail prueba que tanto mexicanos como turistas no les importa en lo más mínimo las advertencias sanitarias hechas por expertos.

 

 

Turistas y residentes no hicieron caso alguno a las recomendaciones de la OMS.
El comercio y Turismo sigue igual en la costa mexicana.

 

 

 

 

 

 

 

En un contexto nacional donde los casos confirmados se dispararon hasta 316, 794 otros siguen sospechosos y ya tres muertes ocasionadas por el COVID-19 es de una irresponsabilidad inmensa lanzar mensajes contradictorios a la población. Esto eventualmente generará una curva muy pronunciada de enfermos en México.

Pero según AMLO, las estampitas nos cuidarán…

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

EE. UU. y Rusia: Carrera para vencer al COVID-19

Entra México en Fase 2 del COVID-19 preocupado por la informalidad