¿Femin-ISIS?

Feministas VS el Sistema

México es un país sediento de cambios, por todos lados podemos sentirlo, en el campo, las ciudades, en la política, en el deporte, en los espectáculos; por todos lados estamos listos para cambiar la forma en que este país se conduce, algunos lo hacen desde las redes virtuales, otros desde las calles y últimamente, algo pocas veces visto en nuestro país, también hay otros que lo hacen explotando cosas. Hay quienes lo hacen sin querer, como los fabricantes de fuegos artificiales, hay quienes lo hacen a propósito, como algunos grupos del Narco. Pero, hace unas semanas, a la redacción de éste su medio digital favorito, le llamó la atención el atentado con un artefacto hecho con dinamita, gas LP y butano, a la Sede del Episcopado.

¿Razón?, en este caso, castigar a la iglesia católica por los crímenes cometidos por sacerdotes pederastas. ¿Responsables?, un grupo anarquista autodenominado Comando Feminista Informal de Acción Antiautoritaria Coatlicue (COFIAA).

¿Cómo dijo?, ¿feministas-anarquistas-extremistas-terroristas?, en efecto, y tristemente no es un concepto nuevo, en 1974 Ursula K. LeGuin escribió un libro llamado “Los Desposeídos” donde describe a un grupo de mujeres que, inspiradas por una mujer-diosa que predica una filosofía taoísta-anárquica, comienza un movimiento político, espiritual, social y bélico en el planeta que habitan. Bien dicen que todos los escritores de ciencia ficción tienen algo de profetas en ellos.

Desde un hace un tiempo, hay células con el mismo perfil en todo el mundo, en México el COFIAA se inspira en Coatlicue, madre de todos los dioses aztecas y una forma de la diosa de la tierra que, aparte de madre bondadosa de cuyo seno nace todo lo vegetal, es el monstruo insaciable que devora TODO lo que vive. En su página de internet https://es-contrainfo.espiv.net/tag/cofiaa/ dicen ser un grupo que lucha contra la acumulación de capital de las empresas, la opresión de la mujer y los crímenes de pederastia realizados por la iglesia católica.

“Ni Dios ni amo. Por cada tortura y asesinato en nombre de su Dios. Por cada niño ultrajado por los curas pederastas”, anunciaba el mensaje que dejaron en la Sede del Episcopado, que no es el primer objetivo de este grupo, se adjudican ataques con artefactos explosivos en: dos iglesias en la CDMX, el Instituto de las Mujeres capitalino, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y la empresa Exxon.

“Somos un conjunto de brujas reunidas en células de afinidad anarquistas feministas insurreccionales. No tenemos nada que ver con ningún otro grupo. Nacimos como grupo el 25 de agosto de 2014, cuando detonamos artefactos explosivos en una oficina del PAN en el Distrito Federal y colocamos otro en la iglesia de Loreto en el Centro Histórico de la misma ciudad. Seguiremos en este camino”.

Por supuesto, las acciones del COFIAA son de esas noticias que no crecen y desaparecen en el scroll infinito de cosas-que no-queremos-ver-ni-escuchar, pero que significa mucho más de lo que vemos en todos los medios:

El movimiento feminista a nivel mundial siempre ha sido, en su mayor parte, de corte pacifista, es un movimiento que lucha en pro de los derechos humanos y que normalmente se une a otras causas, de esas que nos hacen sentir orgullosos de ser humanos.

Nace la primera pregunta, ¿hasta qué grado de desesperación e injusticia llegaron en este conflicto como para convertirlo en bombazos?.

La lucha que llevan a cabo comienza por principios válidos: una economía justa y derechos humanos para mujeres y niños; sus ataques se llevan a cabo a altas horas de la noche, lo que ha minimizado las pérdidas humanas y acentuado las materiales, pero es de llamar la atención la facilidad que tienen para construir aparatos explosivos y de temer, el mortífero potencial que representa. Y la verdad, pensar en un grupo terrorista actuando en la Ciudad de México (ejem) en cualquier lugar del mundo, es alarmante, triste y… terrorífico, sea su causa tan justa como sea.

Así que nace la segunda pregunta, ¿que tendrían que hacer las instituciones atacadas y las autoridades para que esto no vuelva a pasar? nosotros creemos que la respuesta no está en la violencia, porque el atentado de las Ramblas en Barcelona, el concierto de Ariana Grande en Londres y muchas otras tragedias, son el ejemplo de lo que pasa cuando tratan de acabar VIOLENTAMENTE con ISIS.

La sed que tenemos en México (ejem) en todo el mundo, por un cambio, encontrará cómo saciarse cuando nos centremos en arreglar la situación que en un principio prendió la mecha del problema en el que estamos, y avanzar desde ahí, bueno esa es nuestra opinión, por lo cual llega la tercer y última pregunta: ¿por qué no empezar hoy?.

 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Mejoraré el sistema de salud.

La complicada relación de Corea del Norte con el mundo