El 'impeachment' puede ser el momento crítico que descarrile a Trump para las próximas elecciones.

‘Impeachment’: claves para entender la posible caída de Donald Trump

En la historia de EE.UU. solamente dos presidentes han sido sujetos a este procedimiento, Bill Clinton y que está conmocionando a la clase política del país norteamericano

En un primer apartado, el “impeachment” es una figura legal la cual, en teoría, puede desembocar en la remoción del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El resultado podría dejar en estado de shock a todo el mundo, pero el simple hecho de que un presidente enfrente cargos por este medio es ya de por sí un logro para los demócratas.

Para ponerlo en de una forma simplificada, el “Impeachment” es un proceso de destitución que permite a personajes prominentes del gobierno pedir una rendición de cuentas y responsabilidades a otros oficiales del gobierno si son sospechados de cometer ofensas o delitos durante su tiempo en cargo.

De acuerdo a la constitución de Estados Unidos esas ofensas incluyen “Traición, soborno u otros altos crímenes o delitos”.

Después de ser acusado o “impeached”, se van a un juicio en el Senado, la Cámara Alta del Congreso estadounidense, en el cual sus miembros tendrán que decidir si el sujeto en cuestión es culpable o no. Cabe resaltar qué es un juicio político, no uno criminal.

Los cargos en contra del magnate

Actualmente Donald J. Trump se enfrenta a dos diferentes cargos:

1.- Presuntamente reservó millones de dólares en asistencia militar a Ucrania a cambio de que ellos anunciaran públicamente una investigación dirigida a Joe Biden, candidato presidencial demócrata que va segundo en encuestas para desafiarlo directamente en las elecciones de 2020.

2.- Los demócratas acusaron a Trump de obstruir la labor del Congreso, después de que la Casa Blanca restringiera a su personal de poder testificar en las primeras audiencias sobre este proceso de destitución en 2019.

¿Realmente se puede destituir a Trump?

Es extremadamente improbable, sobre todo por el hecho de que la Cámara Alta está actualmente compuesta por 53 republicanos y 47 demócratas. Para que el proceso de destitución sea exitoso se necesita una mayoría de dos tercios, un total de 67 votos entre todos los 100 curules que conforman el Senado.

En el caso de que se encuentre culpable al actual presidente, sería removido de su cargo y reemplazado por el vicepresidente Mike Pence. Otro de los factores interesantes es como ni siquiera los republicanos le tienen simpatía total a la ex estrella del famoso programa de televisión “El Aprendiz”; porque de quererlo, los republicanos podrían acabar con el juicio en el momento que ellos quisieran con una simple mayoría de solo 51 senadores.

¿Qué personajes conforman el resto del tablero?

Líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell.

El líder de la mayoría en la Cámara Alta, el republicano Mitch McConell, es una de las figuras que más tomaran atención en los estrados. Especialmente porque todos los senadores han sido sujetos a un juramento que les obliga a repartir “justicia imparcial”, pero McConell enfáticamente declaró que no será un “juez imparcial” así como hacer del conocimiento de todos que su partido está trabajando junto a la Casa Blanca para resolver el caso.

Quién presidirá el juicio será el Presidente de la Corte Suprema, John Roberts, pero será un título simbólico porque únicamente se encargara de que el proceso se apegue a las normas marcadas por la Ley.

Del lado de los “burros”, habrá siete senadores demócratas que fungirán como gestores (managers) del juicio: Jason Crow (Colorado), Val B. Demings (Florida), Sylvia R. Garcia (Texas), Hakeem Jeffries (Nueva York), Zoe Lofgren (California), Jerrold Nadler (Nueva York) y Adam B. Schiff (California).

Los ‘managers’ del impeachment en camino a la Cámara Alta.

El equipo de abogados que se encargarán de defender a Donald Trump durante el proceso son Kent Starr, Robert Ray que serán liderados por el consejero oficial de la Casa Blanca, Pat Cipollone. También los acompañará el abogado personal del presidente, Jay Sekulow y el famoso Alan Dershowitz, el cual tuvo como antiguo cliente a O.J. Simpson.
La duración de la posible destitución de Donald Trump tiene muchas variables. Se presentan los artículos de destitución al Senado y la deliberación puede tardar semanas. En el caso de Bill Clinton tardó el proceso apenas tres días.

Este puede ser un punto de quiebre en la historia política de los Estados Unidos porque de llegar a suceder, todo el crédito social y financiero que ha amasado Trump se puede desvanecer en un solo instante.

De llegarse a concretar, sería una oportunidad invaluable para el gobierno mexicano de intentar responder las constantes amenazas del gobierno estadounidense sobre los aranceles, y más específicamente, en la migración.

Con información de la BBC y CNN.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Sector Salud veracruzano en estado de coma con solo un año de gobierno

La incoherencia de la rifa del avión presidencial