MORENA enfrenta primer proceso interno en la era post-AMLO

El partido fundado por el presidente se enfrenta ante una encrucijada que decidirá el futuro de los militantes

Las autoridades electorales declararon empate la contienda de la semana pasada entre el veterano izquierdista Porfirio Muñoz Ledo y el líder de la cámara baja del partido, Mario Delgado. Fue una tarde difícil en la que el Instituto Nacional Electoral (INE) reveló los resultados haciendo totalmente a un lado al emergente intelectual, Gibrán Ramírez Reyes.

No obstante, Muñoz se adjudicó la victoria el fin de semana y dijo que ocuparía su asiento como presidente de Morena en las oficinas del partido el lunes. Ese plan no funcionó, y Muñoz escribió en un tuit que los partidarios de Delgado se habían apoderado de las oficinas “en un asalto violento”.

En su cuenta oficial de Twitter, Muñoz Ledo escribió que la legitimidad del partido iba a quedar en la ruina de no poder tomar protesta como la ley lo requiere:

Mientras tanto, Delgado dijo que su rival está tratando de manipular los resultados de las elecciones y que esperará a que se complete una nueva encuesta para decidir quién dirigirá a Morena.

La creciente acritud dentro del partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador arroja dudas sobre si Morena puede permanecer junta para enfrentar elecciones clave de mitad de período en menos de ocho meses.

“Hay una probabilidad del cincuenta por ciento” de que el partido se divida, dijo Sebastián de Lara, director para México y Centroamérica de Speyside, una firma de políticas y comunicaciones.

Morena controla actualmente ambas cámaras del Congreso junto con sus aliados, pero está luchando por superar sus divisiones en medio de reglas internas del partido que varios ya han llamado “defectuosas”. Y aunque López Obrador sigue siendo popular entre los votantes, con una reciente encuesta de El Financiero que muestra su índice de aprobación en el 62%, no aparecerá en la boleta el próximo año.

Porfirio Muñoz Ledo es considerado como uno de los más grandes líderes políticos de oposición en México, ya que junto a Ifigenia Martínez y Cuauhtémoc Cárdenas, fundaron el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en 1988. Sin embargo, Muñoz Ledo también es visto como un ‘viejo lobo de mar’ que siempre se adaptó a los antiguos regímenes de corrupción tanto del PRI como del PAN.

El fundador perredista fue entrevistado en un noticiario de televisión sobre la tercera vuelta de encuestas que realizará el INE para determinar al ganador de la dirigencia de MORENA:

El presidente López Obrador ha dicho repetidamente que no interferirá en los asuntos internos de Morena, argumentando que los funcionarios del partido tienen que resolver sus diferencias entre ellos. “Una cosa es Morena y otra es el gobierno”, dijo López Obrador el lunes sobre las luchas internas.

Además de una competencia por posiciones de poder, el enfrentamiento de liderazgo de Morena durante meses también representa una batalla por la dirección política del partido, con Muñoz representando posiciones alineadas al gobierno de AMLO, mientras que Delgado es favorecido por facciones tecnócratas más pragmáticas.

Delgado fue anteriormente senador y dirigió el Ministerio de Finanzas de la Ciudad de México bajo el sucesor de López Obrador para alcalde, Marcelo Ebrard.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Estos serán los contendientes para gobernar Chihuahua

SE suspende la venta de 21 marcas de lácteos por incumplimiento