Y todo para qué.

Trump y su necedad por ganarse la enemistad de la comunidad mundial.

No sé si sea una ley universal, pero conforme más vivo, compruebo que toma menos tiempo destruir que construir, y más si de relaciones se trata. La nota no podía tener otro protagonista más que el flamante presidente Trump y su necedad por ganarse la enemistad de la comunidad mundial.

Y es que 30 meses después del histórico acuerdo que sacaría a La Habana del deshielo político, Mr. Trump ha reconsiderado la postura del gobierno estadounidense, resultando en el desconocimiento del acuerdo político que el ex-presidente Obama lograra pocos días antes de dejar la Casa Blanca.

 

Con un contundente “Ha nacido una nueva política. Doy por cancelado el acuerdo de Obama” Trump le aviso al mundo la cancelación del acuerdo, limitando los viajes a la isla, se prohíbe el flujo comercial con el conglomerado militar (60% de la economía). “Cuba debe legalizar los partidos, y tener elecciones, liberar los presos y entregar a los fugitivos. Mientras no haya libertad, habrá restricciones”, dijo Mr. Trump en el barrio de Little Havana de la ciudad de Miami.

Donald Trump no ha cumplido el año como el mandamás de la la nación más poderosa del mundo, y sólo tenemos la certeza que sigue siendo un tipo del que se puede esperar cualquier cosa y contra quien se ponga enfrente. Da lo mismo si es contra los que algún día fueron socios o “enemigos” de toda la vida.

Pero dentro de la incertidumbre y la teoría de que Trump es un tipo bipolar, su misión es clara: está dispuesto a demoler y hacer olvidar el legado que heredó de Barack Obama.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Irregularidades en procesos electorales.

¡Ehhhhhhhhhh puto!